León

mércores 24 marzo 2010

En esta ocasión, el viento me desplazó hasta León. Después de tres horas y media de viaje (con parada logística incluida), "aterrizamos" en León, donde nos encontraríamos con el resto del grupo.
No conocía la ciudad. Creo recordar que de pequeña estuve una vez, pero, por supuesto, no me acordaba de nada. 
La catedral no defrauda. Impresiona la luz reflejada a través de las vidrieras en su interior. El barrio romántico, el Parador de San Marcos... Me encantó descubrir y disfrutar el ambienrte del "barrio húmedo", donde la gente se da cita para tomar vinos y tapas, que se prolongan hasta la madrugada transformadas en copas.
Un fin de semana largo e intenso.






Enviar un comentario

Nome:
Correo electrónico:
URL:
O teu comentario:

sintaxe html: deshabilitado