Conciliación

mércores 12 xaneiro 2011

Desde hace unos días llevo siguiendo, casi al pie de la letra, la agenda que me he configurado para aprovechar mejor el tiempo. Con tantos proyectos novedosos en el terreno profesional, la idea de la programación es que un poco de organización en el trabajo me permita seguir disponiendo de un espacio de calidad en el terreno personal.

Y digo de calidad porque, en mi opinión,  no hay mejor garantía para disfrutar de esta faceta de mi vida, que el hecho de llegar a esos momentos tan anhelados del día con la tranquilidad del deber cumplido, sin remordimientos ni culpas y poder así sumirme por completo en la actividad escogida y/o en la compañía deseada, dedicándoles toda mi atención.

Me gusta mi trabajo y me ilusionan mis proyectos en ese ámbito, sin embargo no estoy dispuesta a sacrificar mi burbuja de oxígeno. Y es que...

                                         ... determinadas cosas no son negociables!






os comentarios foron deshabilitados.