Sonrisa matutina

sabado 16 outubro 2010

Me gusta despertarme sin prisas, sin sobresaltos.

Hacía mucho tiempo que no usaba despertador y sin embargo, conseguía levantarme a la hora prevista, ya fueran las 6 o las 9 de la mañana. Mi tendencia natural cuando me despierto por mi misma, es sonreir. Pero a veces, cuando acumulo cansancio no es así. Entonces proyecto una imagen que, miedo me da preguntar cuál es a quien me encuentre por el camino, pero estoy segura de que, a mí, no me gustaría encontrarme con ella. Lo cierto es que no soy consciente hasta que veo el efecto que produce a mi alrededor. Todo se oscurece.

Van pasando los minutos y poco a poco voy sintiéndome persona, sobre todo después de desayunar. Entonces pienso -después del desayuno ya soy capaz de pensar- que debo encontrar "el truco del almendruco", porque no hay nada mejor que empezar el día de buen humor: las situaciones que me inquietan o minan mi armonía, encuentran nuevos encuadres o se relativizan, las sonrisas devuelven sonrisas, la vida es más bella con sonrisas...

Tengo que encontrar ese truco.

Y es que todo va mejor...

                                                         ...con una sonrisa por delante. 




Comentarios

Yo es que sencillamente casi no te imagino sin ella, sin tu sonrisa :)

enviado por Amalia o 17 outubro 2010 ás 11:33 PM CEST
Sitio web:: http://ambit-web.com/elolivo/ #



Enviar un comentario

Nome:
Correo electrónico:
URL:
O teu comentario:

sintaxe html: deshabilitado